Testimonios

Frank Dana

Ha sido una de las experiencias más explosivas de mi vida. Donde dejas de lado todas las banalidades y te centras en lo que realmente importa, la gente y la convivencia. Y a nivel fotográfico, uno de los lugares que más me ha aportado como profesional. La luz, los paisajes, los desiertos infinitos y lugares con un encanto que hicieron de mi experiencia nómada una de las más especiales en mi vida.

Fabián Luque

Para mí the nomad experience ha sido exactamente eso… una auténtica experiencia en toda la extensión de la palabra.

The nomad experience es aventura viajera, es convivencia intensa, es aprendizaje y crecimiento tanto a nivel personal como profesional… Pero sobre todo, !!!es una nueva forma de hacer workshop!!!

!!!Gracias a todo el equipo que lo ha hecho posible!!!   

Juanjo Garcia

Para mi “The Nomad Workshop” a marcado un antes y un después. No solo a nivel formativo y profesional, si no que a nivel personal es unas de las experiencias mas autenticas que he vivido. Pero realmente lo mejor que me traje, fue haber conocido a todas y cada una de las personas que allí estaban, compañeros que durante esa semana compartían las mismas preocupaciones, preguntas y respuestas que yo, y de los cuales algunos se quedaron como amigos.

Vanessa Cantero

Tuve la gran suerte de ser de las primeras, en conocer el proyecto, en ningún momento dude… Sólo me bastó con ver la cara de ilusión, el amor y la pasión con la que me hablaba Amanda (es la que maneja el cotarro, para quien no lo sepa), fué mas que suficiente para embarcarme en esta aventura. Todas mis expectativas tanto profesionales como personales fueron cubiertas y más… Me encantaría poder explicar mis sentimientos, emociones y experiencias vividas con palabras pero es ¡¡¡tan increíble!!! que me quedaría corta, pero sin duda puedo decir que fué UNA DE LAS MEJORES EXPERIENCIAS DE MI VIDA.

Javier Gómez

Ha sido tal explosión de aprendizaje brutal en lo personal y en lo profesional que pasados unos meses aun no sé como describir esta aventura que me ha dejado en shock. Lo que sí sé es que lo recomiendo encarecidamente para aquel que quiera vivir una gran experiencia que marcara su vida, a la vez que convive con reconocidos fotógrafos que ya han andado los pasos que tú quieres dar para triunfar en la fotografía de boda. He realizado fotografía de boda en sitios que costaría imaginar, me he emocionado mirando por el visor de mi cámara en antiguas Qasba, antiguas ciudadelas, fortalezas de barro, escenarios de las mil y una noches dignos de las más altas producciones cinematográficas. Me he tapado con las estrellas del desierto mientras compartía momentos especialmente emocionantes con desconocidos a los que ahora considero grandes amigos. No, no es un workshop más,… es el workshop para aprender fotografía de boda… pero además aprender a compartir, aprender a ilusionarte de nuevo, aprender a encontrarte contigo mismo, aprender a apreciar lo que realmente merece la pena, que con poco puedes hacer mucho, en tu trabajo como fotógrafo, en lo personal, en la vida misma…. Todo esto mientras vives una gran aventura.

Rosa Garrido

Empezar, elegir tu camino, y no perderte en el intento…
Nada tan complicado como definir un destino, ser capaz de lograrlo, a pesar de los miles de baches en el camino, y llamarle con nombre propio The Nomad Workshop.
Qué difícil el sendero cuando se ha llenado de dudas y de recelos, cuando la
confianza parece algo abstracto en mitad de un sin fin de opciones siempre casi tan atractivas como esta…
Qué difícil es marcarse un objetivo y disfrutarlo, en una profesión donde es más fácil cambiar de libro que valorar las lecciones aprendidas…
Qué difícil mantener el rumbo y alinear el horizonte, y descubrir que quizás no era tan sencillo, porque no hay nada más difícil que leer entre miradas , esas que una noche en pleno desierto nos alumbraron con sus contrastadas pupilas, como guías y protectores de todos estos recién estrenados nómadas de un workshop hecho a la medida perfecta de nuestras emociones, de nuestros traspiés, de nuestros antojos y de nuestras sonrisas, “miles de sonrisas”… y al final la Amistad, las lágrimas, los te quiero, y el sabor dulce de desierto, y ese universo que sin darme cuenta encontré aquí… Hubiese sido más fácil bajarse en la primera parada y
esperar un destino más cómodo, sin arenas pesadas, ni calor, ni frío, pero hay más magia y más verdad cuando la experiencia es completa, y así ha sido The Nomad…

Gerard Garcia

Para mi el nomad fue una experiencia que me cambio mi forma de trabajar, había ido a un par de workshops pero esto es un caso aparte…

El cartel fue brutal y los ponentes lo dieron todo, las charlas son de unas 3-4 horas o mas y claro quieras que no aprendes un montón y en el caso practico pues que decir… el sitio es increíble y acabas teniendo fotos que seria imposible tener cualquier otro lugar.

Pero lo que mas me marco fue la convivencia que tienes con todos, quizás ha sido el punto que mas he aprendido ya que al final después de tantos días 24 horas con todos (incluido ponentes) se crean unos lazos que hacen que se cree una minicomunidad y aprendas todavía mas…

Para mi sin duda ha sido una experiencia inolvidable y que he notado que he avanzado como 2-3 años de golpe .

Quiero mencionar también a Amanda y a todo el equipo que se volcó completamente con todos nosotros, cada día me preguntaba mínimo dos veces si necesitaba algo o si estaba todo ok, evidentemente es un sitio que no tiene las comodidades que tenemos en casa pero eso no lo veo como algo malo ya que también creas una conciencian en ti mismo que luego cuando vuelves te das cuenta de lo bien que vivimos.

PD: Creo que no he desayunado tan bien ni en los resorts xd la comida me sorprendió muchísimo! estaba todo buenísimo… hecho de menos el pan de allí , y los desayunos todos juntos con mi café y las creps .

Creo que volvere a repetir porque fue algo realmente mágico

Dani Arjones

Creo que queda reflejado en mi trabajo un antes y un después del The Nomad. Para mi ha sido un workshop muy completo, no apto para todos los públicos, pero transformador de cualquiera que participe de él. Amanda y Bosso son personas fantásticas, se desvivieron por todos y cada uno de nosotros sin diferencias. Amanda principalmente, como una gran amiga desde el primer momento en que hablamos por teléfono y hasta los días de hoy seguimos manteniéndola y creo que se trata de algo que durará siempre.

Creatividad en los montajes, vestuario, buen gusto en la eleccion de los ponentes y todos los provedores. Para mí una experiencia que pasaré años recordando, sin hablar de los fotones que te llevas. Sin dudas lo recomiendo, eso sí, preparos para el desierto porque como dice mi amiga.
 “Si es que el medio de la nada no hay nada” así que ánimo.

Victor Chito

The Nomad Workshop te cala hondo. Ha sido una experiencia que me ha marcado. Me ha servido mucho a nivel profesional pero todavía mucho más a nivel personal. El desierto creo que tiene algo que nos conecta con nuestra parte más primitiva y humana. Ahí, entre dunas y lugares de ensueño, sin cobertura y conectando más que nunca con mis compañeros, descubrí una parte de mi desconocida y al poner de nuevo los pies en el suelo y ver todo con perspectiva me di cuenta de muchas pequeñas cosas que en la vorágine y vértigo del día a día no alcanzas a ver. Si vas a The Nomad Workshop tienes que estar preparado para una sacudida emocional inolvidable. Es de esos lugares que se quedan dentro de ti para siempre.

Marco A. Rodriguez

El Nomad no es un taller, no es convencional, no es para todo el mundo, ni siquiera se puede describir en dos frases.
El Nomad, te llama… lo hace en silencio, pero no ceja. Luego te exige, te da, te prueba… te atrapa, y por fin… te cambia. Porque el Nomad es es el mismo desierto. 
“Dios creó Arrakis para probar a los fieles.” – Muad’Dib
(de la increíble novela Dune, de Frank Herbert)

Cristina Ruiz

“Desconectar para conectar” fueron las primeras palabras de Amanda cuando pisamos la arena. Y así fue. Escenarios naturales espectaculares, ponentes que nos volvieron del revés con sus charlas, viajes en coche por las dunas, una luz increíble…si te gusta la aventura, quieres desconectar de verdad y tienes capacidad de adaptación, no dudes en que el Nomad es tu sitio.

Ángel Carlos

Una experiencia que no la puedes vivir en ningún otro workshop.
Solo por el entorno ya merece la pena, pero si le sumas la maravilla de ponentes que visitan el desierto es ora volverse loco.
Es algo que todo fotógrafo debería vivir alguna vez.
100% recomendado